sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 La juventud es una religión de la cual uno siempre acaba por apartarse.André Malraux   por   Rafa*
 
 
kika 5/8/2010 | 9:07:21 AM  
 
Ni mu
texto
Tags:
               
 

 

Elaborar una estrategia simple. Pocos pasos: claros, concretos, nada de andar con rulos, nada intrincado. Unas pocas ideas rectas, sin firuletes, sin adornos. Nada que me distrajera, me confundiera o alejara de la calle principal, del concepto esencial. Sino iba a pasar lo de siempre, me iba a entretener con los carteles de colores, las cortadas con balcones floridos, las casas con zaguán y los pisos con baldosas dibujadas.
Tenía que agarrar una idea con las dos manos y no soltarla, aunque me zamarrearan, me llenaran la cara de dedos, me dieran puntapiés en el culo. Yo, debía seguir firme con mi idea. Debía ponerla entre el ojo izquierdo y el derecho. La idea era hacer silencio. Esa era la idea. Hacer silencio.
Pasara lo que pasara, los labios tenían que hacer un acto de contrición y descansar sobre los dientes. Y así, cuando él me hiciera pasar a su despacho para tirarme de la lengua, yo, muzarella. Ni mu. Cara de póker. Y así, cuando empezara a desplegar sus argumentos adornados, con luces de colores, balcones floridos y pisos con baldosas dibujadas, yo, musa, que mi boca no era mía.
Por eso, cuando aquella tarde me llamó a su despacho, yo, no contesté cuando sonó el interno de mi escritorio; simplemente lo dejé sonar y cuando dejó de hacerlo, me levanté de la silla y con las manos en los bolsillos me dirigí al corredor que conducía a su oficina. Al llegar, golpeé la puerta y esperé a que contestara. Cuando lo hizo, bajé el picaporte, entré y me paré frente a él, del otro lado de su escritorio. Lo miré inquisitivo y esperé.
Como a él le gustaba mucho hablar, lo dejé que se pusiera cómodo, que dispusiera todas sus palabras sobre el escritorio, cayeran hacia el piso, treparan las paredes, se colgaran de los tubos de luz, se metieran por la boca del aire acondicionado y pasearan, invadieran, proliferaran, como una enamorada del muro.
A él le gustaba escucharse; creo que escuchar el sonido de su voz era como golosina para sus oídos. Los labios se le movían amasando cada letra, cada sílaba, cada palabra. Y estuvo así, un buen rato, no recuerdo cuánto, hasta que un rastro mínimo de pudor le hizo cerrar los labios. Antes de hacerlo, creo, enunció una pregunta. En realidad, no escuché nada de lo que dijo, porque apenas entré a su oficina puse el piloto automático y empecé a plantar mi propia enamorada del muro, para adentro, claro. Sin embargo, un giro en la entonación me advirtió que algo había cambiado en el discurso. Me puse en guardia, para adentro, tratando de que no se notara.
Y justo ahí, en ese momento, descubrí cómo podía llevar a cabo mi plan. Lo miré a los ojos con mi mejor cara de boludo y, con el índice señalé mi garganta, despegué los labios y metí el dedo adentro de la boca, lo saqué y lo moví como un limpiaparabrisas y le sumé un ruido seco, un quejido que denunciaba mi dificultad para hablar.
Él, no despegó los labios, hizo un gesto de decepción y mostrándome el dorso de las manos me despachó como si espantara a un perro molesto.
 
 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
texto
El descariñado
Trenquetren
Bandoneón
Ni mu
  Comentarios: 6      
1- AnaAbregu 5/8/2010 11:26:37 AM

Muy, pero muy buen texto. Me ha gustado muchísimo, original y cuidadoso.

La metáfora de la "enamorada del muro", maravillosa, y muy bien usado.

Texto redondo. Felicitaciones.

 
2- kika 5/8/2010 2:31:35 PM
Gracias y, permitime aprovechar tu mediación para agracerles a:puntoedu,preludio y Kity.. espero no olvidar a nadie. También, serán bienvenidas las críticas que no sean favorables. La confrontación, si es honesta intelectualmente, suele ser provechosa.
 
3- AnaAbregu 5/10/2010 10:35:09 AM

Te sugiero que no me uses de mediadora, si no leen esto, no sabrán que los mencionaste. Como protocolo, es usual hablarles a esas personas en aquel post en donde comentaron. A ellos les llega un mail avisándoles tu comentario. Aquí, ni se van a enterar.

Por mi parte, no hay crítica desfavorable. Aunque por ahora mi preferido es Variaciones. Una belleza.

Pero, se ve que manejas el estilo y contenido como se te da la gana, tal vez no sería mala idea que usaras tu nombre real, así te vas haciendo conocida con tu nombre.

 

 
4- kika 5/11/2010 7:40:43 AM
Tomaré en cuenta las sugerencias.
 
5- Pequebú 5/14/2010 12:46:13 AM

Muy logrado. Aunque me gusta mas que me den patadas en el culo que puntapies.

 

 

 
6- Claudio 5/17/2010 11:56:49 AM
lindo, lindo...hasta el título es tractivo.
 
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  La irrealidad condición del arte
DaniloAlberoVergara
 
  De seres imaginarios, y no tanto
DaniloAlberoVergara
 
  De insectos y lecturas
DaniloAlberoVergara
 
  Pecios
DaniloAlberoVergara
 
  El baño de Tomoko
DaniloAlberoVergara
 
  El sabor de los coiles
DaniloAlberoVergara
 
  Singladuras literarias
DaniloAlberoVergara
 
  Sirenas en la niebla
DaniloAlberoVergara
 
  Cooptar, adaptar, adoptar
DaniloAlberoVergara
 
  Hopper y nuestras cuarentenas
DaniloAlberoVergara
 
  Calderón, Hemingway y Miranda
DaniloAlberoVergara
 
  Arquímedes y calados narrativos
DaniloAlberoVergara
 
  Jefferson Kyle Kidd, contador
DaniloAlberoVergara
 
  Ex nihilo
DaniloAlberoVergara
 
  Teijoskopias y teijomakias
DaniloAlberoVergara
 
  Triunfo y fracaso, dos impostores
DaniloAlberoVergara
 
  Quevedo, polisemias y hominimias
DaniloAlberoVergara
 
  Aná, katá y cronónimos
DaniloAlberoVergara
 
  Comorbilidad ¿tiene antónimo?
DaniloAlberoVergara
 
  De proverbios y citas
DaniloAlberoVergara
 
  Un templo donde vivos pilares
DaniloAlberoVergara
 
  La que disuelve ejércitos
DaniloAlberoVergara
 
  El conventillo 3
DaniloAlberoVergara
 
  Medea
DaniloAlberoVergara
 
  Coronavirus y pestes en literatura
DaniloAlberoVergara
 
  El conventillo 1
DaniloAlberoVergara
 
  Les Luthiers, Hemingway y Piglia
DaniloAlberoVergara
 
  Cry Macho
DaniloAlberoVergara
 
  Un cuento de navidad
DaniloAlberoVergara
 
  Liquidez y residenciales en inmobiliarias
Propiedades
 
 
 
 
TAGS
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados