sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 El amor es ciego, pero los vecinos no. Clarasó   por   Rafa*
 
 
Demonio 2/26/2010 | 10:53:50 AM  
 
Resuelve ecuaciones con los pies
cuento.
Tags:
  cuento   relato   literatura          
 
Resuelve ecuaciones con los pies. Una pierna larga, espiga sensual, asoma por el tajo del vestido, las extremidades apoyadas en un torso de espalda desnuda, en equilibrio en un paso así, otro en un giro, una mano le sostiene el talle y coloca de espalda a la mujer, vuelve la cara y me mira.
Qué sorpresa encontrarme con ese cuerpo suspendido. Como el mío.
Sacudidos por el gozo de cortar la zozobra de un balanceo, armar una figura, envíar como látigo un pie que besa las baldosas con la punta.
Antes que el tango soltara el último acorde me alcanza el perfume ignoto: me deja atrapado en una bruma de olores inesperados que no logro retener lo suficiente como para ponerle nombre.
Nos encontramos más tarde, y ella se sienta cerca. Me cuesta asimilar el cuerpo que se despega del ambiente para prácticamente quedarse aislado con algo que repercute en mi mano como si me tocara.
El tango tiene un secreto, no me alcanza; me mentí, por un tiempo que podría descifrarlo cuando vi por primera vez a esta mujer y coincidió con la primera vez que la desee.
Descubrí que no era ser mujer el énfasis que fascinaba del tango, ni el color rojo en los labios o la máscara de las pestañas, sino simplemente lo íntimo, lo inesperado, me sentí libre y pude escuchar su nombre sin importar que cuando no flota sobre un acorde, se desprende del vestido, se desgaja los tacos y parece rodearse de mansedumbre, la tengo para mí y comparamos el tamaño de nuestros órganos, cuando Julio se mueve, la magia del tango suspira como si hiciera antesala.
 
 
 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
El suceso
Mi fama
Apnea casi muerte
Comer, beber y…
Resuelve ecuaciones con los pies
  Comentarios: 7      
1- Claudio 2/26/2010 6:05:34 PM
Sorprendente...con un final...controvertido, muy poético. Confirmado, es un buen escritor.
 
2- Gorda 2/26/2010 6:51:54 PM
qué guarro!...igual, estoy aqui atrapada...leyendo, supongo que de eso se trata.
 
3- Joi 2/26/2010 8:22:22 PM
Muy poético, de verdad, hay que ser escritor para participar aqui?
 
4- Dragon 2/26/2010 8:28:31 PM

A la marosca, qué buen cuento...

Joi, las imágenes engañan, si lo sabré yo que soy un Dragón mucho más apuesto que como salgo en las fotos, pero usté, no será una niñita verdad?, tengo miedo por su presencia, aquí, el demonio Demonio, es un peligro...

Es chiste, claro, nos tiene aquí leyéndolo firmes.

 

 
5- Demonio 2/27/2010 6:06:27 PM

Joi, no hay que ser escritor, hay que tener ganas de escribir.

Dragon, la nena está perfectamente segura con el tio Demonio...jejeje

 

 

 
6- Tentacion 2/27/2010 10:40:12 PM

Una historia diferente, contada de manera que diferente, que no provoca rechazo, buen logro.

 

 
7- Minino 2/28/2010 12:20:19 PM

oia...y ese bocadillo...

Tentación, no es de buena educación entrar así...sin presentarse...

Yo soy Minino, mucho gusto...  I

 
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  La irrealidad condición del arte
DaniloAlberoVergara
 
  De seres imaginarios, y no tanto
DaniloAlberoVergara
 
  De insectos y lecturas
DaniloAlberoVergara
 
  Pecios
DaniloAlberoVergara
 
  El baño de Tomoko
DaniloAlberoVergara
 
  El sabor de los coiles
DaniloAlberoVergara
 
  Singladuras literarias
DaniloAlberoVergara
 
  Sirenas en la niebla
DaniloAlberoVergara
 
  Cooptar, adaptar, adoptar
DaniloAlberoVergara
 
  Hopper y nuestras cuarentenas
DaniloAlberoVergara
 
  Calderón, Hemingway y Miranda
DaniloAlberoVergara
 
  Arquímedes y calados narrativos
DaniloAlberoVergara
 
  Jefferson Kyle Kidd, contador
DaniloAlberoVergara
 
  Ex nihilo
DaniloAlberoVergara
 
  Teijoskopias y teijomakias
DaniloAlberoVergara
 
  Triunfo y fracaso, dos impostores
DaniloAlberoVergara
 
  Quevedo, polisemias y hominimias
DaniloAlberoVergara
 
  Aná, katá y cronónimos
DaniloAlberoVergara
 
  Comorbilidad ¿tiene antónimo?
DaniloAlberoVergara
 
  De proverbios y citas
DaniloAlberoVergara
 
  Un templo donde vivos pilares
DaniloAlberoVergara
 
  La que disuelve ejércitos
DaniloAlberoVergara
 
  El conventillo 3
DaniloAlberoVergara
 
  Medea
DaniloAlberoVergara
 
  Coronavirus y pestes en literatura
DaniloAlberoVergara
 
  El conventillo 1
DaniloAlberoVergara
 
  Les Luthiers, Hemingway y Piglia
DaniloAlberoVergara
 
  Cry Macho
DaniloAlberoVergara
 
  Un cuento de navidad
DaniloAlberoVergara
 
  Liquidez y residenciales en inmobiliarias
Propiedades
 
 
 
 
TAGS
cuento relato literatura
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados