sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 Expresate a tu manera. Es que no tenés otra   por   marisita
 
 
MariaClaudiaOtsubo 8/6/2018 | 09:02:41 a.m.  
 
Entrevista de Natalia Benitez a María Claudia Otsubo
María Claudia Otsubo escritora argentina
Tags:
  literatura   María Claudia Otsubo   escritoras argentinas   literatura latinoamericana   narrativa argentina   relatos   poemas   escritoras latinoamericanas
 

 

Presentación de su último libro de poemas, Diminuto Verde, realizada el 4 de junio 2018, en Clásica y Moderna, Buenos Aires.

 

Natalia Benitez: ¿Hay temas, emociones, preocupaciones específicas que te impulsan a escribir poesía?

María Claudia Otsubo: Sí hay temas, emociones y seguramente preocupaciones, pero los desconozco al momento de comenzar a escribir. Más tarde, generalmente en la relectura -no necesariamente la mía- que ocurre cuando ya el poema está finalizado, creo reconocerlos. Por ejemplo: hace unas semanas tuve la visita en mi terraza de un "gavilán mixto". Se apoyó en la baranda y ahí se quedó, seguramente descansando de acechar a las cotorras de la plaza. Unos minutos después, dejé un trabajo de corrección y escribí un poema "Esta tarde" (que no está en este libro que presento). El poema, por cierto, nunca menciona a un gavilán mixto pero sí alude a cuestiones que me atravesaban en ese momento y que ese pájaro posibilitó liberar.

 

NB: ¿Cómo comenzó tu relación con la poesía?

MCO: Entramada con mi narrativa. Antecede y está presente en mis cuentos: Mujeres al sol, sábanas al viento (2008) tiene por acápite que es un poema. Mi novela, Kawanabe (2012), que trata de un viaje de búsqueda, finaliza también con un poema, un antiguo poema japonés que le brinda a la protagonista las respuestas acerca de su padre. Esa novela me demandó muchas reescrituras y al finalizarla llegó un tiempo de necesitar solo querer soltar la mano. Así surge una narrativa más "fragmentaria", también muy poética, que derivó en un primer libro de poemas, Respiración Involuntaria (2016) y este segundo Diminuto Verde.

 

NB: ¿Qué lugar ocupa la poesía en tu obra?

MCO: Un modo de ver, realmente un modo de ver. A veces ando "medio ciega", pero me pesa esa oscuridad y necesito volver, regresar al estado de encontrarle un sentido o significado a mi existencia y el poema, su hondura me brinda esa posibilidad. Hay uno extenso en el libro que se llama "Mirar", y los ojos atraviesan todo el texto. Pero como te decía antes, esa insistencia se observa al armar el conjunto final para el libro.

 

NB: Ser poeta en la actualidad…

MCO: En estos días previos, en que venía a Clásica para ultimar detalles de la presentación, saltando vallas por que están arreglando las veredas, entre marchas por tantos temas que nos atraviesan como sociedad, pensaba en eso: ¿Qué es ser poeta hoy, aquí, en esta ciudad, en estos momentos complejos? Porque vivo en la Argentina, no escribo en otro país… Siempre existe esa respuesta trillada de pensar que el artista es el que aporta la belleza, como si él estuviera de ese modo, en algún punto, por sobre el resto de la humanidad y la belleza fuera algo que solo a él le compete. No me gusta ese concepto. Prefiero algo que escuché hace poco: ser artista es poder ahondar en esa realidad y en ella rescatar lo bello. Freud decía que los poetas poseen la sensibilidad para percibir en otras personas emociones anímicas. Hay algo de eso. Esta sensibilidad que hace al oficio de escribir entonces no es un mérito, sino una gran responsabilidad.

 

NB: En relación a Diminuto Verde ¿Esta selección de poemas fue escrito a lo largo de qué período?

MCO: En este libro muy pocos son reescritura de poemas guardados o atesorados. Este poemario fue escrito en un año, más o menos, y gran parte en Imbassaí, una localidad al norte de Brasil que cobija parte de mi familia.

 

NB: ¿A qué criterio responde la reunión de los poemas en cuatro secciones?

MCO: Intenté que el libro de poemas tenga una continuidad narrativa. Comienza con "Alida Valli": una mujer que mira al mundo tras las ventanas, sus ojos vagando, perdidos…; sigue en "Poemas de Imbassaí", cuando la irrupción de esa naturaleza, sobre todo el mar, abre esas ventanas tan custodiadas por Alida Valli, ahondando en profundidad solo por ese estar; luego, ya de regreso de ese paisaje, se produce el diálogo donde se conjugan la admiración, la interpelación, el interrogar a aquellas mujeres provocadoras, es la sección " A Ellas"; para finalmente llegar a ese punto íntimo que es "Diminuto verde".

 

NB: Esos poemas en relación a esos otros, presentes en tu libro, ¿es un homenaje o es un modo de interpelarlos, de conversar con ellos, en su propio lenguaje?

MCO: Simplemente es un modo de conversar con ellos. Una necesidad, te diría, y también un modo de homenaje; brindarles mi admiración, en el caso de a Ellas..

 

NB:  La vida en el mar es un tema recurrente pero hay otros. ¿Cuáles son los temas que atraviesan tu trabajo poético?

MCO: El mar en mis poemas es el escenario; la playa atravesada por los roces, los susurros de los cuerpos. Lo no dicho. La pérdida y la búsqueda. Kuitka decía en una entrevista que en ese insistir inconsciente, la obra va encontrando su lugar y su camino de expresión. Los temas están, se va tomando conciencia de ellos con el tiempo.

 

NB: ¿En qué se diferencia Diminuto Verde del resto de tu obra? ¿Qué le agrega a tu obra?

MCO: Creo que madurez y compromiso.

 

NB: ¿Por qué Diminuto verde para una publicación que no es nada pequeña y contiene climas tan diferentes?

MCO: Toda escritura cobija un secreto. Develarlo no es tarea de quien la produce. No importa el porqué, sí me interesa provocar el interrogante, un quedarse suspendido por lo que despierta esa lectura, como me sucede a mí, por ej. y vaya mi humildad, ¿no? al leer a Pessoa.

No es gratuito que me haya sostenido en él para que abra el último poema del libro "Diminuto verde".

Todo escritor tiene sus fuentes, de algunas abusa, felizmente. En mí eso ocurre con aquellos a los que recurro como entrañables amigos que me permiten cada vez un poco más.

Hay una fuente específica que me gustaría citar aquí, un verso de mi padre, Eduardo Otsubo, escrito en julio de 1951 y que, junto con un pensamiento de Derrida, presentan este libro.

 

Cuando así te digo susurrando

como queriendo amar más

con mis palabras.

Es que ciego y sin fuerzas,

anhelante,

trato de buscarlas

en dos hermosos ojos

brillantes como esmeraldas,

que en la noche oscura mía

me dan la vida y la esperanza.

 

                                              

Puede verse el video de la presentación aquí: https://www.youtube.com/watch?v=v9EudiL-bas&feature=youtu.be

 

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/v9EudiL-bas" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

 

María Claudia Otsubo, escritora argentina.

 

 





Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada 4.0 Internacional. Escritora Argentina
 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
No te muevas, eres feliz
La literatura infinita
MURMULLO DE SÁBANAS
Una nota sostenida
Entrevista a Cynthia Rimsky en la Feria del Libro 2018
  Comentarios: 0      
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  Entre nosotros
MiguelOrtemberg
 
  El síndrome de Munchhäussen
DaniloAlberoVergara
 
  Borges y Joyce en la biblioteca de un autodidacta
MetaLiteratura
 
  Jonte y Lope de Vega
MiguelOrtemberg
 
  EL OCHO DE COPAS
MiguelOrtemberg
 
  No te muevas, eres feliz
MariaClaudiaOtsubo
 
  Literatura urbana en evolución
AnaAbregu
 
  Congéneres y resacas literarias
DaniloAlberoVergara
 
  Nadie
MiguelOrtemberg
 
  La literatura infinita
MariaClaudiaOtsubo
 
  La literatura viaja
AnaAbregu
 
  Nueva York roba la idea de arte moderno. ¿Etapa superior del Destino Manifiesto? PARTE II
DaniloAlberoVergara
 
  MURMULLO DE SÁBANAS
MariaClaudiaOtsubo
 
  La guerra declara Clara
MiguelOrtemberg
 
  Literatura latinoamericana y sociedad
AnaAbregu
 
  La difunta Correa
DaniloAlberoVergara
 
  Marcos Aguinis entre el psicoanálisis y la cibernética
MetaLiteratura
 
  Una nota sostenida
MariaClaudiaOtsubo
 
  EL FLACO ABEL
MiguelOrtemberg
 
  Nueva York roba la idea de arte moderno. ¿Etapa superior del Destino Manifiesto?
DaniloAlberoVergara
 
  A fuego lento
MiguelOrtemberg
 
  Crónica de la revolución
MetaLiteratura
 
  Noxa. Palabras 3
DaniloAlberoVergara
 
  Entrevista a Cynthia Rimsky en la Feria del Libro 2018
MariaClaudiaOtsubo
 
  Entrevista a la artista plástica Silvia Albuixech
ArtistaPlastica
 
  Consejos de escritores 2
DaniloAlberoVergara
 
  Haz
MiguelOrtemberg
 
  Tu vida vino a
MetaLiteratura
 
  Un inodoro de oro
DaniloAlberoVergara
 
  Lenguajes en Cervantes y Shakespeare
AnaAbregu
 
 
 
 
TAGS
literatura María Claudia Otsubo escritoras argentinas literatura latinoamericana narrativa argentina relatos poemas escritoras latinoamericanas
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados