sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 Dejar de amar a una mujer es tanto como odiarla violentamente. Teófilo Gautier   por   Alguna
 
 
AnaAbregu 6/4/2018 | 12:02:46 a.m.  
 
Comercialización de libro
Novedades de interés para escritores sobre el tema de autoedición
Tags:
  literatura   Metaliteratura   revista literaria   literatura latinoamericana   relatos   crítica literaria   escritores latinoamericanos   escritores argentinos
 

Las Ferias de libros, son famosas en todo el mundo y generan una reverberación importante en el movimiento de libros y autores; sin embargo, la tecnología viene a suplantar un importante costo: el traslado, la exhibición, los recursos humanos; la organización que requiere una Feria es de varios niveles, y al menos por lo observado en la Feria del libro 2018, la generación de negocios editoriales supuso que algunas editoriales y librerías decidieran no participar.

La relación costo beneficio de la Feria año a año plantea expectativas devaluadas, aunque el esfuerzo de la organización se empeña en funcionar como si un sistema que dio resultados importantes durante muchos años fuera a significar lo mismo en tiempos donde la tecnología acerca productos y contactos en tiempos beneficiosos a costos mucho más bajos.

Es una tendencia, según los analistas, que en 20 años -o según los pronósticos actuales, menos-, las Ferias de libros no existirán.

La transición de la industria a la era digital va por caminos divorciados de los generadores del producto, los escritores.

Desde el lado de los escritores, más pendientes de la literatura que de los movimientos de soporte o difusión, la confusión es más bien una constante.

Por una parte, los proyectos que las editoriales presentan a los escritores usan la palabra: colaboración; lo que viene a profundizar la brecha, ya de larga data, entre las ganancias de editoriales y distribuidoras y los autores.

Los autores reciben el 10 por ciento del precio de tapa, sobre un total de ventas desconocido, por lo que no les resulta redituable tratar con las editoriales; aunque la incertidumbre no es el único problema, ni el peor, sino el sometimiento a variables de mercado sobre el que lo autores no pueden actuar.

La situación parece equilibrarse cuando las tecnologías también llegan para el autor, y la autoedición, no sólo está al alcance, sino también la maquinaria de difusión que la Internet permite.

Noticias esperanzadoras para los autores: con buenas políticas de difusión, no es necesario tener detrás una editorial o la distribuidora, ni siquiera es necesario la imprenta, ya hay al alcance del escritor, la posibilidad de publicar a un costo muy inferior.

Miremos la situación de la siguiente manera: un autor desconocido tiene la suerte que una editorial importante publica su texto. ¿Qué posibilidades tiene de vender?, probablemente pocas, ya que es desconocido. Si el mismo libro se autoedita, ¿cómo cambian esas posibilidades?: no mucho. El factor es el mismo: el autor es desconocido. Las editoriales, históricamente no ofrecen apoyo a los escritores desconocido, saben lo mismo que yo: las probabilidades de vender a un desconocido son nulas, es por ello que solicitan que los autores paguen la edición de su propio libro, y además, con una tirada mínima, el costo de la editorial es pagado por el autor por una cantidad de ejemplares que el autor sabe que no venderá.

Así las cosas, es mucho más sencillo autopublicarse, en una plataforma que ofrezca la posibilidad del libro electrónico y en papel y que se venda por demanda, de manera que sin ningún costo previo del autor, el libro se publique y ahora está en las mismas condiciones que ofrecen las editoriales tradicionales: la difusión.

Sin embargo, nuevamente la Internet viene a ofrecer soluciones interesantes, porque el éxito en la Internet, no viene dado por los grandes nombres y marcas, los usuarios no acceden a las librerías para comprar tal o cual autor, mayormente ingresan a los buscadores y colocan o nombre de autores o generalidades, como por el nombre del autor no llegarán al desconocido, puesto que no lo conocen –situación idéntica en la librería-, llegan por búsquedas generalizadas, por ejemplo, “literatura sudamericana”, “escritores argentinos”; y es ahí donde está la ventaja para el escritor, con términos como esos, se puede participar de la tendencia de búsqueda y asociarse con palabras para que nuestro libro aparezca.

Es así que, hay otro problema, si antes los autores dependían de las editoriales y distribuidoras, ahora parece que dependerán de alguien que les arme el libro, lo suba a las plataformas de venta y además consiga que aparezcan en las búsquedas.

Todos estos puntos son atendibles, pero la dificultad que haya para encontrar a esa persona, es más accesible que la cadena infinita entre que editoriales acepten un libro, lo publique, lo distribuyan y ahora con la difusión en igual caso. Si el texto hubiera sido publicado en una editorial, la difusión es la misma que si se ha autoeditado.

A todas luces, no sé si las Ferias de libros vayan a desaparecer, pero lo que está claro es que las editoriales y distribuidoras o cambian la modalidad de publicación o perecen; empezando por cambiar los términos de convocatoria a los autores  y en vez de la palabra “colaboración”, empiecen a pensar en “honorarios”.

Mientras, desde Metaliteratura, revista literaria, estamos iniciando una política de protección para los autores, en los que ofrecemos el servicio de armado del libro para e-book y papel, si desean pueden consultar conmigo, la editora de la revista. contacto@metaliteratura.com.ar.

Mientras tanto las opciones más interesante entre las plataformas son claramente 2, una es Amazon, la otra el sistema Caligrama de Random House.

Amazon es gratuita, mientras que Caligrama tiene un costo mensual, que en este momento es de 499 euros, éste último ofrece apoyo en la creación del libro y difusión en los medios digitales que controlan.

Sin embargo, vuelvo a llamar la atención sobre este punto: si sos un autor desconocido, no importa en cuántos medios digitales te encuentres, nadie va a colocar tu nombre para encontrarte. En cambio si elegís un aliado que ya aparece en Internet, con las palabras que los usuarios colocan para encontrar material literarios, “literatura sudamericana”, observarás que la que aparece entre las 3 primeras páginas de esa búsqueda es la revista Metaliteratura, que aunque hasta el momento no incluía publicidad, aunque ya tiene en marcha un proyecto en el que exhibirá los libros que los autores que estén en la plataforma elegida para ello, que por las razones indicadas arriba, no tiene costo más que la hechura del mismo libro, que está incluida en el costo del libro para el usuario. El costo de armar el libro es por única vez.

Ambas plataformas permiten el seguimiento de la venta, ya no es una oscura incógnita, así como las regalías que corresponden al autor.

Por todo lo expuesto, en el uso de las plataformas tecnológica a disposición, hay una esperanza importante para el autor de hacer valer sus texto en vez de enredarse en los complicados manejos de las editoriales tradicionales que hasta ahora, tenían la sartén por el mango y el trato con los autores desconocido es históricamente más un sistemático maltrato que un festejo editorial.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Ana Abregú.

www.metaliteratura.com.ar

Literatura latinoamericana

 

 

 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
Literatura urbana en evolución
La literatura viaja
Literatura latinoamericana y sociedad
Lenguajes en Cervantes y Shakespeare
Maluco
  Comentarios: 0      
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  El síndrome de Munchhäussen
DaniloAlberoVergara
 
  Borges y Joyce en la biblioteca de un autodidacta
MetaLiteratura
 
  Jonte y Lope de Vega
MiguelOrtemberg
 
  No te muevas, eres feliz
MariaClaudiaOtsubo
 
  EL OCHO DE COPAS
MiguelOrtemberg
 
  Literatura urbana en evolución
AnaAbregu
 
  Congéneres y resacas literarias
DaniloAlberoVergara
 
  Nadie
MiguelOrtemberg
 
  La literatura infinita
MariaClaudiaOtsubo
 
  La literatura viaja
AnaAbregu
 
  Nueva York roba la idea de arte moderno. ¿Etapa superior del Destino Manifiesto? PARTE II
DaniloAlberoVergara
 
  MURMULLO DE SÁBANAS
MariaClaudiaOtsubo
 
  La guerra declara Clara
MiguelOrtemberg
 
  Literatura latinoamericana y sociedad
AnaAbregu
 
  La difunta Correa
DaniloAlberoVergara
 
  Marcos Aguinis entre el psicoanálisis y la cibernética
MetaLiteratura
 
  Una nota sostenida
MariaClaudiaOtsubo
 
  EL FLACO ABEL
MiguelOrtemberg
 
  Nueva York roba la idea de arte moderno. ¿Etapa superior del Destino Manifiesto?
DaniloAlberoVergara
 
  A fuego lento
MiguelOrtemberg
 
  Noxa. Palabras 3
DaniloAlberoVergara
 
  Crónica de la revolución
MetaLiteratura
 
  Entrevista a Cynthia Rimsky en la Feria del Libro 2018
MariaClaudiaOtsubo
 
  Consejos de escritores 2
DaniloAlberoVergara
 
  Entrevista a la artista plástica Silvia Albuixech
ArtistaPlastica
 
  Haz
MiguelOrtemberg
 
  Tu vida vino a
MetaLiteratura
 
  Un inodoro de oro
DaniloAlberoVergara
 
  Lenguajes en Cervantes y Shakespeare
AnaAbregu
 
  Deberíamos habernos besado hasta el amanecer
MiguelOrtemberg
 
 
 
 
TAGS
literatura Metaliteratura revista literaria literatura latinoamericana relatos crítica literaria escritores latinoamericanos escritores argentinos
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados