sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 El amor es ciego, pero los vecinos no. Clarasó   por   Rafa*
 
 
HeridaAbsurda 1/15/2013 | 05:50:52 a.m.  
 
A veces no es suficiente
relato, cuento
Tags:
  relato   cuento   historias          
 

 Yo sé que no soy un ama de casa experta y dedicada, de las de antes, pero también creo no haber hecho nada para merecer su desdén.

Nunca le faltó lo necesario. Lo hemos cuidado amorosamente, comprando para él los mejores productos del mercado. NO lo hemos sobrecargado ni le hemos exigido imposibles. Lo hemos aceptado tal como es, ¡y eso que siempre, ante cualquier trabajo, anda con tantas vueltas! 

La verdad es que por más que intento no logro comprender por qué quiere irse de casa.  

Lo descubrí hoy, al volver de trabajar. Poco a poco había ido desplazándose de su lugar, subrepticiamente, como buscando la salida con plena conciencia de su traición. Recorrió un buen trecho hasta que, al verme, decidió hacerse el distraído y se quedó quieto. 

No obstante, sé que no es la primera vez, porque he venido observando los rastros de sus progresivas excursiones. Por eso, siento que es probable que algún día llegue demasiado tarde para detenerlo y encuentre que en su lugar sólo ha quedado el vacío.

¿Qué le hemos hecho? ¿Por qué nos paga de esta manera?

Ahora me da temor encargarle alguna tarea de esas que siempre realizó: tengo miedo de cómo pueda reaccionar... 

Necesito ayuda: ¿alguien conoce algún buen domador o terapeuta de lavarropas?  

 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
A veces no es suficiente
La vaca como problema social
Al cumpleañero
Topografía desconcertante
Tocate algo John Cage
  Comentarios: 0      
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  Fútbol y literatura
AnaAbregu
 
  Amalia de Mármol, ur-fetichismo
DaniloAlberoVergara
 
  Literatura de mujeres
AnaAbregu
 
  El Pianista
DaniloAlberoVergara
 
  Uso de los tiempos verbales 1
DaniloAlberoVergara
 
  Sobre Alberto Manguel y las imposturas
AnaAbregu
 
  in our time de Ernest Hemingway 4
DaniloAlberoVergara
 
  Presentacion los borradores de Macedonio
AnaAbregu
 
  Los primeros años de posguerra (1946-1948)
DaniloAlberoVergara
 
  Todo de poesía y nada de poesía
AnaAbregu
 
  De El Golem a Blade Runner 6
DaniloAlberoVergara
 
  Borges en el laberinto de Hart
AnaAbregu
 
  De El Golem a Blade Runner 5
DaniloAlberoVergara
 
  Cuando el delito se convierte en aventura
AnaAbregu
 
  De El Golem a Blade Runner 4
DaniloAlberoVergara
 
  Literatura y vida
AnaAbregu
 
  in our time de Ernest Hemingway 1
DaniloAlberoVergara
 
  De El Golem a Blade Runner 3
DaniloAlberoVergara
 
  Espejito, espejito; dime, ¿quién soy?:
MetaLiteratura
 
  Experiencia literaria virtual
AnaAbregu
 
  Escarabajos bombarderos
DaniloAlberoVergara
 
  Lo que me es
MetaLiteratura
 
  De El Golem a Blade Runner 1
DaniloAlberoVergara
 
  Consejos de escritores 7
DaniloAlberoVergara
 
  Ser ficción
MetaLiteratura
 
  Ketchum, Idaho, 2 de julio, 07:30
DaniloAlberoVergara
 
  Espejos y eternidad
MetaLiteratura
 
  Paesaggio Nilótico
DaniloAlberoVergara
 
  El baile de los 41 maricones Parte IV
DaniloAlberoVergara
 
  Espejos y eternidad
MetaLiteratura
 
 
 
 
TAGS
relato cuento historias
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados